Motoqueros cambian ruta para evitar a los violentos

En Santa Cruz operan 40 clubes y 2.000 motoqueros. Reconocen que es un peligro viajar por ciertas zonas, que antes eran un lugar propicio para esta práctica. Piden a la población no estigmatizar a todos los que practican esta actividad.

Las rutas que se esconden detrás del puente Urubó han sido por años los lugares predilectos para los aficionados a recorrer estos parajes en motocicletas de dos y de cuatro ruedas.

Sin embargo, estos caminos de tierra, pedregosos, con pequeños ojos de agua y zonas donde el color del suelo cambia de blanco a colorado, han dejado de ser recorridos por muchas personas que han decidido salir de este circuito para evitar ‘chocarse’ con aquellos ‘malos’ motoqueros que hacen estos viajes para consumir bebidas alcohólicas y provocar disturbios.

“Fuimos los primeros en frecuentar esa zona, pero ahora el lugar es un espacio complicado donde uno no sabe con qué tipo de personas se puede encontrar”, contó Fernando Velásquez, un aficionado a las motocicletas que junto a sus amigos se reúnen para practicar esta actividad, a la que no la ven como un deporte, pero sí como una pasión.

Velásquez asegura que la mezcla de alcohol y la conducción de motos, es una de las peores. Una de las reglas para ser parte del grupo es que cuando están en sus rodados se debe dejar de lado ‘el trago’.

Algo similar comentó Roberto Antelo, que hace más de diez años que recorre diferentes rutas a bordo de una cuadratrack.

“Esta actividad es una forma que encontramos algunas personas para quitarnos el estrés del trabajo y para salir de la rutina”, contó Antelo, que al igual que Velásquez apuntó que en su grupo hay estrictas normas de seguridad que se deben cumplir.

Antelo también ha dejado de frecuentar la zona del Urubó y sus alrededores, pero señala que los que gustan de esta actividad tienen otras opciones como los alrededores de Las Lomas de arena y poblaciones del lado sur de la ciudad.

Para borrar el estigma

Aníbal Gamón, un motociclista de reconocida trayectoria local y nacional, afirma que el que se sube a una motocicleta es para practicar un deporte y “no para convertirlo en una ‘joda’ como lo hacen algunas personas”.

Gamón pide a la población no generalizar sobre lo que hacen unos cuantos, ya que recordó que de las rutas del Urubó han salido grandes pilotos.

Lea: Presuntos pandilleros son detenidos por la Policía, son acusados de golpear a un hombre
Luis Fernando Suárez, presidente del Moto Club Santa Cruz, puso como ejemplo a Juan Carlos ‘Chavo’ Salvatierra, motociclista que fue parte de innumerables caravanas por estas rutas.

“Se está trabajando para crear una asociación de motos de dos y de cuatro ruedas”, comentó Suárez, que observa en los malos motociclistas una inversión total de los valores.

María del Carmen Barreto, presidenta del Moto Club Legendarios, indicó que luego del hecho ocurrido en Las Cruces su grupo busca articular un movimiento para mostrar a la población que no todo aquel que se sube a una moto es violento o irrespetuoso. “Este es un pasatiempo sano “, afirmó

Más cambios

1 La carrera denominada Enduro del Oriente, que es organizada por la Asociación de Motociclismo de Santa Cruz, cambió de ruta este año. Se dejó la zona del Urubó y esta vez el recorrido será por el Parabanó. El evento se realizará el 9 y 10 del siguiente mes.

2 Calculan que los fines de semana, recorren la zona del Urubó y los pueblos cercanos, alrededor de 300 motos de dos y de cuatro ruedas.

Las normas que no se deben olvidar

1 Todas las personas que decidan practicar este pasatiempo, deben tramitar en Tránsito su licencia de conducir. Ya sea que manejen motos o cuadratracks.

2 Estos vehículos deben tener placas, haber adquirido el SOAT de la gestión vigente y contar con los equipos de auxilio mecánico necesarios para un motorizado.

3 El costo de las motos de cuatro ruedas, rodados que se han puesto de moda, oscila entre los $us 15.000 y 20.000, si son equipos nuevos. Hay usados desde $us 7.000.

En Santa Cruz operan 40 clubes y 2.000 motoqueros

Demandan más control en rutas de los paseos. Hay grupos organizados y reglamentados desde hace 15 años. Otros, de la ‘nueva generación’, se dedican a las farras y carreras clandestinas.

image EL DÍA

Ref. Fotografia: Los fines de semana, cientos de personas salen en grupos o solos a pasear en cuadratrack.

La muerte de Álvaro Escalante (18) en Las Cruces, no solamente devela la inseguridad y la falta de respeto por la vida que se campea en nuestra sociedad, sino que pone bajo la lupa las excursiones de los clubes o grupos de amigos que salen al campo los fines de semana en motos de dos y cuatro ruedas. En este caso hay que separar “la paja del trigo” para evitar los estigmas.

Lea: La Paz: Octogenario cayó en una zanja hecha hecha por Epsas
Hay grupos buenos y malos. De acuerdo a datos recogidos por El Día en Santa Cruz hay alrededor de 40 clubes de motoqueros y unas 2.000 personas que se dedican a las excursiones en motocicletas y cuadratrack, desde la salida del cuarto anillo y la entrada al Urubó, siguiendo por El Magué, Las Cruces, Los Ajos, San Pedro, El Hondo, Terebinto y Luquilla. Entre ellos, hay grupos debidamente organizados y reglamentados desde hace 15 años; sin embargo, otros, considerados de la “nueva generación de motoqueros”, lejos de las excursiones y el ecoturismo se dedican a las farras y carreras clandestinas sin ningún tipo de control.

Desde su taller ubicado en la Av. Cristo Redentor, entre segundo y tercer anillo, René “Chichi” Cronenbold, uno de los pioneros de las excursiones en cuadratrack del club Los Rápidos, lamenta lo sucedido con el joven Álvaro Escalante y pide a la población cruceña que no se los estigmatice a los motoqueros. Cronenbold recuerda que hace 15 años se formaron los tres grupos de motoqueros: Los Rápidos, Los Visal y Los Chiquitines.

Después de eso nacieron otros grupos; sin embargo, señala que desde hace 5 años se magnificó el movimiento en motocicletas. “En mi grupo de cuadratrack no está permitido llevar equipos de música, ni bebidas alcohólicas. Ya había hablado con mis amigos y sabía que en cualquier rato nos iban a votar del pueblo, no por nosotros, sino por los otros jóvenes que se dedicaban a beber, hacer bulla y carreras sin respetar a la gente. Esa es la nueva generación de la mayoría de motoqueros”, comenta don Chichi, al señalar que solamente hay control esporádico en la entrada y en la salida de las Colinas del Urubó.

Mauricio Bruun, de Cuadraclub String, que tiene 40 integrantes, están organizados desde hace siete años y reúnen en el Sland Urubó. En ese tiempo, en su club dice haber tenido tres problemas y que por esa razón fueron expulsados de su club alguno de sus miembros.

Como clubcuadratrack, Los Rápidos, Los Visal y Los Chiquitines, Motocruz Santa Cruz entre otros, hacen ecoturismo y viajan en familia. “La pascana la hacemos en los ríos más cercanos al pueblo porque en los pueblos la gente ya no nos quiere, desgraciamente no saben quiénes son buenos o malos y a todos nos ven como los chicos malos”, comenta Bruun.

Plantean la creación de una asociación departamental. Para evitar actos violentos en el futuro, “Chichi” Cronenbold y el doctor Rómulo Calvo creen que se debería hacer un control más riguroso en la entrada y la salida del Urubó. Ambos también proponen el registro de todos los clubes de Santa Cruz para conformar una asociación departamental y tengan un reglamento común. “Sería bueno exigir que el registro de todas las placas de los motoqueros (cuadratrack, teris y motocicletas). Que cada motorizado tenga su propio equipo de seguridad, es decir casco y chalecos”, sugiere Rómulo Calvo. En los próximos días, los representantes de todos los clubes tienen previsto una reunión con Guillermo Saucedo, Secretario de Departamental de Deportes de la Gobernación cruceña.

Lea: Radial 10: Un vehículo casi cae a un canal debido a la imprudencia
Para saber

Cuadratrack, mejor que un auto y una moto para las excursiones

Las cuadratracks o cuatrimotos son vehículos diseñados y fabricados para ser utilizados en zonas naturales. Al poseer cuatro ruedas, es más estable en lugares de difícil acceso y su tracción lo hace una especie de pequeña vagoneta. En Santa Cruz, es utilizada mayormente como vehículo de carrera en competencias o para excursiones ecoturísticas, de acuerdo a datos recogidos por El Día. Por ejemplo, la cuadratrack es apta para el paseo o las competencias en rutas no pavimentadas, aunque actualmente también se lo utiliza en la ciudad, pese a las advertencias. Su conducción en calles públicas, caminos y autopistas es riesgosa porque es muy difícil controlar el motorizado en tercera y cuarta velocidad. Según Henry Villarroel, mecánico especialista de cuadratracks, “potencia, agilidad y resistencia son algunas de las principales cualidades de estas máquinas”. Las cuadratracks toman cada vez más fuerza en el país, especialmente en el oriente.

Apuntes

Reglas básicas para el paseo en cuadratrack

• Equipo de seguridad para conductor y acompañante.

• El que lleve acompañante tendrá que ir más despacio.

• No se puede parar a comprar bebidas alcohólicas.

• Todos salen juntos y todos regresan juntos.

• Todos conservan su lugar de salida sin pasar a nadie.

• El conductor deberá mantener contacto con el de atrás.

• En los cruces y desvíos se hará postas para indicar la ruta.

• Todas las entradas y salidas de los caseríos o pueblos deberán ser a 10 km/h y tratando de evitar hacer ruido.

• De noche se recomienda bajar la velocidad y andar más cerca

• La puntualidad en la salida es importante.

• Revisar sus motos con antelación. No hacer esperar.

• El que lleva a un amigo deberá hacerle conocer las normas.

• Se ruega no botar basura.

Fuente: http://eju.tv/2013/10/motoqueros-cambian-ruta-para-evitar-a-los-violentos/

Comentarios

Comments for this post are closed.